Queja ante la OCDE: Teleperformance ha violado el derecho de los trabajadores y trabajadoras a un lugar de trabajo seguro durante la pandemia de COVID-19

17.04.20

Queja ante la OCDE: Teleperformance ha violado el derecho de los trabajadores y trabajadoras a un lugar de trabajo seguro durante la pandemia de COVID-19

La queja, que abarca a 10 países, como Francia, Filipinas, Colombia, Reino Unido, Albania, Portugal y Grecia, describe las condiciones inseguras en los centros que proporcionan servicios de atención al cliente a empresas como Apple, Google y Amazon.

Se trata de la primera queja presentada en el marco de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales relacionada con la Covid-19.

17 de abril de 2020—En una queja presentada ante el Gobierno francés hoy, una coalición de sindicatos pide que se intervenga inmediatamente para poner fin a las violaciones del derecho de los trabajadores y trabajadoras a la seguridad en Teleperformance, el gigante de la subcontratación con sede en París que presta servicio a clientes como Apple, Facebook, Amazon y Google.

La queja, presentada al Punto Nacional de Contacto francés de la OCDE en París, es la primera queja presentada en el marco de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales en la que se alegan violaciones de los derechos de los trabajadores como consecuencia de la crisis provocada por la Covid-19. En ella se documentan condiciones insalubres indignantes, como que cientos de trabajadores tengan que dormir hacinados en el suelo de los centros de llamadas y que varios empleados compartan el material de trabajo, como los auriculares, durante la crisis del coronavirus. Asimismo, la queja denuncia represalias contra trabajadores que se organizaron para exigir protección personal básica, así como prácticas antisindicales.

“La respuesta lenta e inadecuada de Teleperformance a la crisis del coronavirus ha puesto en peligro a miles de trabajadores durante una pandemia letal”, dijo Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union. “Estos problemas generalizados muestran un desprecio por parte de la dirección mundial de la empresa por los derechos fundamentales de los trabajadores, en particular su salud y seguridad. Por eso, pedimos al Gobierno francés que intervenga y ayude a obtener soluciones urgentes, de conformidad con las Líneas Directrices de la OCDE”.

Hoffman continuó: “Los trabajadores necesitan trabajos seguros ahora, pero también la garantía de trabajos seguros después de la pandemia, cuando regresen a la nueva normalidad”.

UNI ha presentado la queja junto con sus sindicatos afiliados franceses: CFDT Fédération communication conseil culture, CGT-FAPT, CGT Fédération des Sociétés d’Etudes y FO- FEC. Además de un diálogo con la empresa, los sindicatos piden una serie de soluciones, como que los trabajadores dejen de dormir en el lugar de trabajo, la readmisión de dirigentes sindicales y activistas en pro de la seguridad despedidos por la empresa, una política global sobre el permiso por enfermedad y la formación de comisiones independientes de salud y seguridad para vigilar los progresos realizados por la empresa para hacer frente a la crisis.

Los sindicatos consideran que estas soluciones constituyen el primer paso necesario para corregir las condiciones en los centros de la empresa durante la crisis. Estos son algunos ejemplos:

· Un “riesgo serio, grave e inminente” para los trabajadores franceses. En Francia, tres centros de Teleperformance han sido cerrados temporalmente, incluido uno en el que se

gestionaba la línea de información sobre la Covid-19 del Gobierno francés. El mes pasado, un inspector de salud dijo lo siguiente sobre el centro de la empresa en Blagnac:

“La falta de acción es tal que se expone a los empleados a un riesgo serio, grave e inminente para su integridad física y constituye un inclumplimiento de la obligación de la empresa de proporcionar un entorno salubre y seguro a sus trabajadores”.

· Condiciones “infrahumanas” en Filipinas. Debido a las restricciones de viaje impuestas por el Gobierno filipino, los trabajadores que no pueden desplazarse al trabajo tienen que dormir en el suelo del centro de Teleperformance durante el periodo de 30 días que durará el confinamiento o quedarse en casa sin recibir su salario. No se proporciona a los trabajadores dormitorios que permitan un distanciamiento social adecuado. Estos problemas fueron denunciados por Financial Times, que se centró en los problemas en el servicio de Amazon Ring en Cebú, donde un trabajador describía las condiciones como “infrahumanas”.

· Falta de protección para los trabajadores portugueses. El Sindicato de Trabajadores de Centros de Llamadas (STCC) pidió a Teleperformance que cerrara uno de los centros de llamadas de la empresa en Portugal después de que se confirmaran cinco casos de Covid-19. Sin embargo, la empresa continuó operando en dicho centro, uno de los mayores centros de llamadas de Teleperformance en Europa, hasta que las autoridades sanitarias lo cerraron. Los representantes de STCC dijeron a UNI Global Union que no les quedó otro remedio que ponerse en contacto con las autoridades de salud y de trabajo portuguesas después de que la empresa se negara a escuchar sus preocupaciones.

· Supuestas represalias contra activistas en pro de la seguridad en Colombia. Tras soportar un distanciamiento social inadecuado, una falta de equipos de protección personal y condiciones insalubres, un grupo de casi 100 trabajadores llevó a cabo una interrupción espontánea del trabajo en un centro de llamadas de Bogotá el 26 de marzo. El 30 de marzo, los sindicatos creen que la dirección de Teleperformance despidió a cuatro de los portavoces del grupo como represalia por exigir condiciones seguras.

Además de los ejemplos enumerados arriba, la queja describe problemas en el Reino Unido, Grecia, India, Albania, Estados Unidos y México.

Antecedentes

Los gobiernos tienen el deber de garantizar que las multinacionales establecidas en su país respetan las Líneas Directrices de la OCDE, que abarcan la libertad de asociación y otros derechos sindicales, como la salud y la seguridad.

Con 331.000 trabajadores en 80 países, Teleperformance es el mayor proveedor de servicios externalizados de atención al cliente del mundo. Es el segundo empleador francés más importante fuera de Francia y la mayoría de sus trabajadores se encuentran en países con un índice elevado de violaciones de los derechos laborales.

UNI Global Union representa a 20 millones de trabajadores en el sector de servicios en 150 países. Durante la crisis provocada por la Covid-19, UNI ha colaborado con empleadores mundiales para garantizar trabajos seguros para sus trabajadores en todo el mundo y ha publicado directrices para velar por la seguridad en el trabajo en varios sectores de nuestra economía, incluidos los centros de llamadas.

Aquí adjuntamos el artículo que publicó Le Monde de Francia sobre los trabajadores y trabajadoras de Teleperfomance, traducido al español.

Commerce

ICT & Related Services

New World of Work

Justice at Teleperformance

UNI Amazon Global Union Alliance

UNI Americas