UNI Global Union y Sherpa envían una notificación formal a Teleperformance, instando al líder mundial de telecentros a reforzar los derechos de los trabajadores y trabajadoras

18.07.19

UNI Global Union y Sherpa envían una notificación formal a Teleperformance, instando al líder mundial de telecentros a reforzar los derechos de los trabajadores y trabajadoras

La ONG francesa Sherpa y UNI Global Union, una federación sindical global de más de 20 millones de miembros,  notificaron hoy formalmente al gigante de la externalización Teleperformance, con sede en París, que debe cumplir con su deber de vigilancia en materia de derechos humanos. Ambas organizaciones hicieron esta advertencia porque consideran que el plan de vigilancia de Teleperformance no cumple con los requisitos mínimos de la loi sur le devoir de vigilance, la Ley sobre el deber de vigilancia.

Teleperformance, líder mundial en la externalización de las relaciones con los clientes y uno de los mayores empleadores franceses a nivel mundial, tiene algunas de sus mayores operaciones en países donde hay un alto riesgo de que se produzcan violaciones de los derechos humanos, como Colombia, México y las Filipinas. En el plan de vigilancia de Teleperformance no se han incluido las medidas necesarias para identificar y reducir los riesgos de violaciones de derechos en estos y otros países.

Es la primera vez que se envía un requerimiento a una empresa en virtud de esta ley en defensa de los derechos de los trabajadores en el extranjero.

Desconocida del gran público, Teleperformance opera en el lado oculto de la economía digital. Especialista en la externalización de las relaciones con los clientes, la empresa francesa emplea a más de 300.000 personas en sus centros de contacto repartidos por todo el mundo, que se encargan de responder a las peticiones de los clientes a través del teléfono, el correo electrónico, los medios sociales y el chat en directo para empresas como Apple, Uber, Amazon y la empresa de telecomunicaciones estadounidense AT&T. Teleperformance también realiza trabajo de tramitación de visados para el gobierno francés en países como Egipto, Gabón y Uzbekistán.

Cuando los consumidores franceses llaman a la línea de ayuda al cliente de algunas de las empresas más conocidas del país, no suelen estar al tanto de las condiciones de trabajo, a veces deplorables, al otro lado de la línea.

La semana pasada UNI Global Union publicó un informe  sobre las condiciones de trabajo en Colombia, que detalla la insuficiente protección de los derechos de los empleados y empleadas, incluidos los impedimentos a la libertad sindical, el presunto incumplimiento de pago de salarios, la invasión excesiva de la privacidad y la realización de pruebas de embarazo a las  trabajadoras.

La ley de 2017 sobre el deber de vigilancia obliga a las grandes empresas francesas a identificar los riesgos de violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en sus actividades a escala mundial y a prever las medidas adecuadas para prevenir tales violaciones. Esta ley histórica, apoyada por Sherpa y una amplia coalición de organizaciones de la sociedad civil, incluidos algunos sindicatos franceses, tiene por objeto obligar a las empresas matrices a prevenir las violaciones causadas por sus actividades, incluso si estas violaciones tienen lugar en sus actividades en el extranjero, en sus filiales o en sus cadenas de suministro.

A pesar de las inquietudes planteadas por UNI Global Union, Teleperformance no publicó un plan de vigilancia en su informe anual de 2018 y sólo divulgó un plan de dos páginas en 2019, sin que los sindicatos participaran en él en calidad de partes interesadas. No se realizaron esfuerzos para identificar y prevenir riesgos específicos de violaciones de los derechos de los trabajadores y trabajadoras en sus centros en el extranjero.

Hoy, Sherpa y UNI Global Union exigen formalmente que Teleperformance refuerce sus normas y procedimientos de vigilancia. Si la empresa no toma las medidas adecuadas en los próximos tres meses, incluida la participación de los sindicatos como partes interesadas, nuestras organizaciones podrían entablar una demanda judicial en la que se le podría ordenar a la empresa que cumpla con sus obligaciones conforme a la ley.

Para Sandra Cossart, Directora de Sherpa: “La ley sobre el deber de vigilancia requiere mucho más que un ejercicio formal para publicar un plan, se trata de tomar las medidas adecuadas para identificar y prevenir los riesgos de daños graves. Esta ley no sólo afecta a las multinacionales francesas conocidas por los consumidores, sino también a las empresas menos visibles, como Teleperformance, que también trabajan en países de alto riesgo. Ahora, Teleperformance debe hacer todo lo posible para prevenir las violaciones de los derechos de los trabajadores, o de lo contrario tendrá que rendir cuentas ante tribunales.”

Para Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union: “Teleperformance ha decidido llevar a cabo sus actividades en países que a menudo no superan la prueba del respeto de los derechos humanos y, en particular, de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.  Por ello, la empresa tiene la responsabilidad de adoptar un plan fiable y completo para evitar que estos riesgos se conviertan en realidad, y el plan publicado hasta ahora no satisface esta prueba.  Asimismo, la empresa debe corregir los problemas existentes denunciados por los trabajadores y trabajadoras a UNI Global Union y a las organizaciones locales para que no se generalicen aún más.”

ICT & Related Services

New World of Work

Justice at Teleperformance

UNI Africa

UNI Americas

UNI Asia & Pacific

UNI Europa