UNI Global La Secretaria General del Sindicato, Christy Hoffman, viajó a Kiev la semana pasada como parte de una misión de solidaridad sindical internacional a Ucrania para reforzar el apoyo a los sindicatos y trabajadores del país.

La delegación, encabezada por la Confederación Sindical Internacional (CSI), estaba compuesta por Luc Triangle, Secretario General de la CSI, Atle Høie, Secretario General de IndustriALL Global Union, y Paul Novak, en representación del British Trades Union Congress.

El grupo se reunió con los dirigentes sindicales ucranianos Mykhailo Volynets, Presidente de la Confederación de Sindicatos Libres de Ucrania y también miembro del Parlamento, y Hryhoriy Osovyi, Presidente de la Federación de Sindicatos de Ucrania, junto con muchos sindicatos afiliados en Ucrania, incluida la afiliada de UNI, Trabajadores Culturales de Ucrania.  

Muchos miles de soldados ucranianos han perecido o han quedado mutilados en los combates, mientras que al menos 10.000 civiles han muerto y 20.000 han resultado heridos, según las Naciones Unidas. Incluso lejos de la línea del frente, los ataques rusos interrumpen la vida cotidiana con alarmas antiaéreas y ataques con misiles.

"Conocimos de primera mano los retos a los que se enfrentan los trabajadores y los sindicatos en el país devastado por la guerra y su valentía mientras siguen desempeñando sus funciones en condiciones extremas", dijo Hoffman. "Los trabajadores han sido llamados a primera línea, muchos han huido de Ucrania, y la economía quedó devastada en 2022, y sólo ahora muestra signos de recuperación."

Los datos de la Organización Internacional del Trabajo muestran que en el primer año desde el comienzo de la guerra se produjo una caída del PIB del 29% y una pérdida de 2,4 millones de puestos de trabajo. Se calcula que actualmente hay 6 millones de ucranianos trabajando fuera del país, de los cuales el 45% se marchó desde que estalló la guerra. 

La delegación visitó la central eléctrica de Tripilska, cerca de Kiev, que ha sido destruida casi en su totalidad por los misiles rusos en su esfuerzo por acabar con las infraestructuras críticas de Ucrania. "El personal está haciendo esfuerzos heroicos para reconstruir la instalación sin saber si la central volverá a ser destruida", dijo Hoffman.   

La Agrupación Global Unions deploró los ataques contra la población civil y las infraestructuras. En una conmovedora visita al mayor hospital pediátrico de Kiev, el grupo vio a niños que habían sido víctimas de ataques con bombas y conoció las penurias de trabajar en tiempos de guerra bajo amenazas y con poco personal.

La importancia del diálogo social, tanto durante la guerra como para la reconstrucción en el futuro, fue un mensaje clave de la delegación internacional a empresarios y políticos.  

Hoffman, que también es Presidente del Consejo de Sindicatos Globales, declaró: "Desgraciadamente, a pesar de la unidad del país contra la agresión rusa, algunas fuerzas se han amparado en la guerra para mermar los derechos de los trabajadores, aparentemente con la intención de que estos cambios perduren en el futuro. Muchas voces, incluso entre los empresarios, se alzaron en apoyo del diálogo social, pero este principio clave parece estar disolviéndose sobre el terreno y en la legislación."

Los recientes cambios legales incluyen una drástica reducción del ámbito de quienes tienen derechos de negociación. 

"Hemos sabido que algunos intereses empresariales están trabajando en silencio para garantizar que la Ucrania del futuro satisfaga su lista de deseos: derechos de negociación extremadamente limitados con pocos derechos estatutarios para los trabajadores, contratos de cero horas y avance hacia la privatización del sistema de pensiones. Debemos detener esto ahora".

La delegación dejó claro que el movimiento sindical mundial se mantendría firme para exigir que todos los fondos de recuperación estén condicionados a la negociación colectiva de los trabajadores implicados. 

"Es probable que miles de millones de dólares públicos fluyan hacia Ucrania para apoyar una recuperación definitiva, incluso del trauma, y la reconstrucción. Este dinero ayudará a reconstruir, pero también debería crear oportunidades de buenos empleos y un papel paralos sindicatos, de modo quelos ucranianos tengan la sociedad que se merecen", afirmó Hoffman.  

La Agrupación Global Unions ha condenado la agresión rusa contra una Ucrania libre e independiente y se mantiene unida en su apoyo al pueblo ucraniano.