x ¡Ayúdanos a poner fin a las penosas condiciones laborales de Amazon en la India!

Cientxs de miles de argentinxs paralizaron Argentina el miércoles, cuando trabajadorxs de todo el país abandonaron sus puestos de trabajo para protestar contra la política antidemocrática y de extrema derecha del recién elegido Presidente Javier Milei.

La huelga general del 24 de enero fue la mayor manifestación de oposición hasta la fecha a una serie de reformas económicas y políticas perjudiciales que el Presidente, a las siete semanas de su mandato, compara con una terapia de choque. "Los sindicatos afirman que las medidas legislativas, el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y el proyecto de reforma del Estado (conocido como Ley ómnibus), harían retroceder décadas de protección de lxs trabajadorxs, del medio ambiente y de la propia democracia en el país, por la que tanto se ha luchado.

"Vamos a seguir luchando hasta que caiga el DNU y rechacen la Ley ómnibus, proclamó Héctor Dáer, el secretario general de la CGT y FATSA, afiliado de UNI, durante una masiva concentración en la Plaza del Congreso de Buenos Aires. Dáer es también presidente de UNI Américas.

Además del apoyo generalizado en Argentina, la huelga general también generó solidaridad en todo el mundo.

El Consejo de Sindicatos Mundiales, que representa a trabajadores de unos 170 países, emitió una declaración de apoyo en la que afirmaba lo siguiente:

Solicitamos que el gobierno argentino deje de emitir propuestas legislativas de forma unilateral y comience a negociar con los sindicatos las formas de abordar las cuestiones laborales.

También nos unimos a las acciones locales de apoyo a los sindicatos argentinos en todo el mundo para oponernos activamente a estas políticas regresivas que amenazan los cimientos de una democracia.

No podemos permitir un retroceso democrático en Argentina. Debemos actuar ahora.

UNI Global Union envió una carta, firmada por la Secretaria General, Christy Hoffman, y el Secretario Regional de UNI Américas, Marcio Monzane, al Presidente Milei en apoyo de la huelga y condenando los cambios en la ley:

Las reformas ilegales que pretende hacer su gobierno contradicen clara y llanamente leyes internacionales fundamentales, como el derecho de huelga y manifestación, consagrado en acuerdos internacionales firmados por Argentina.

Sindicatos nacionales de decenas de países también salieron a la calle y mostraron su solidaridad: Alemania, Brasil, Bélgica, Canadá, Chile, Colombia, El Salvador, España, Estados Unidos, México, Perú, Paraguay, Reino Unido, República Dominicana y Uruguay.

Noticias

UNI Américas