x ¡Ayúdanos a poner fin a las penosas condiciones laborales de Amazon en la India!

UNI Global Union's - Philippine Liaison Council (UNI-PLC) unió sus fuerzas a las de otros grupos sindicales frente a la Cámara de Representantes, exigiendo la aprobación inmediata de la subida salarial generalizada legislada de ₱150, lo que subraya el creciente descontento entre los trabajadores que llevan mucho tiempo sufriendo unos salarios inadecuados ante el aumento del coste de la vida.

Encabezados por la Coalición Nacional por los Salarios, los grupos sindicales están unidos en su llamamiento a los legisladores para que den prioridad a la demanda popular de un aumento salarial, pendiente desde hace tiempo, destinado a hacer frente a la escalada del coste de la vida y al aumento sustancial de la productividad laboral en las dos últimas décadas.

"Nos solidarizamos con los grupos sindicales que reclaman salarios mejores y más altos para los trabajadores filipinos. Es imperativo que nuestros legisladores escuchen nuestra voz colectiva y actúen para garantizar que cada trabajador gane lo suficiente para vivir con dignidad y seguridad. Los salarios de miseria deben terminar ya", subrayó Roland De La Cruz, Presidente de UNI-PLC.

Desde 1989, los trabajadores se ven sometidos a magros aumentos salariales y a salarios de miseria, según la coalición. Según la Fundación Ibon, la mayoría de los salarios mínimos regionales, si no todos, están por debajo del umbral de pobreza fijado por el gobierno. Este fracaso crónico de las juntas salariales regionales a la hora de garantizar una compensación equitativa ha tenido graves consecuencias para la mano de obra. Como consecuencia, muchos trabajadores y sus familias se enfrentan a una malnutrición generalizada, luchando a diario por conseguir alimentos suficientes. Esto va más allá de la nutrición, pues afecta al acceso a servicios esenciales como la atención sanitaria y la educación, perpetuando así un ciclo de pobreza. 

"Incluso los sectores vitales de nuestra sociedad, como la atención comunitaria y la asistencia sanitaria, están plagados de salarios de miseria. Ahora más que nunca, tenemos que conseguir mejores salarios para nuestros trabajadores sanitarios privados y de barangay, que desempeñan un papel esencial en el mantenimiento del bienestar de nuestra nación", subrayó Antonio Fulgado, organizador principal de UNI-PLC.

Myrna Gaite, Presidenta de la Federación de la Región de la Capital Nacional de BHW, expresó el efecto de los bajos salarios en las mujeres. "A falta de salarios dignos, las trabajadoras soportan una carga desproporcionada de responsabilidades de cuidados no remunerados en el hogar y se enfrentan a disparidades salariales basadas en el género en el lugar de trabajo. Esto no sólo socava el bienestar económico de las mujeres, sino que perpetúa disparidades sociales y económicas más amplias."

"Rajendra Acharya, Secretario Regional de UNI Asia y el Pacífico, ha declarado: "La petición de una subida salarial generalizada de 150 ₱ es una reivindicación unificada de los grupos sindicales para abordar el antiguo problema de los salarios inadecuados en un contexto de aumento del coste de la vida. "Además, los trabajadores llevan demasiado tiempo sufriendo aumentos mezquinos y salarios de hambre. Es hora de que los legisladores den prioridad a las necesidades de la gente y garanticen salarios justos y dignos para todos".

Los grupos sindicales subrayan que este antiguo problema no sólo afecta gravemente al bienestar de los trabajadores y sus familias, sino que también obstaculiza el crecimiento económico general, lo que subraya la urgente necesidad de una acción legislativa. El Congreso debe dejar de perder el tiempo, ya que están en juego las vidas de los trabajadores. Los grupos sindicales instan ahora a la Comisión de Trabajo de la Cámara de Representantes, dirigida por el diputado Fidel Nograles, a dar prioridad rápidamente a la aprobación de medidas encaminadas a aumentar los salarios.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo de UNI Global Union a través de Juntos Cuidamosuna iniciativa pionera para mejorar la seguridad económica de las mujeres fomentando una mano de obra cualificada y capacitada en los sectores sanitario y asistencial, apoyada por USAID, la Fundación Ford y el Fondo CARE.

Filipinas

UNI Asia y Pacífico