x ¡Ayúdanos a poner fin a las penosas condiciones laborales de Amazon en la India!

El desarrollo tecnológico afecta cada vez a más aspectos de nuestra vida, y el trabajo no es una excepción. Puede dar lugar a un trabajo más eficiente y estimulante si se utiliza correctamente, pero con demasiada frecuencia hace que el trabajo sea monótono, pesado y controlado. En Suecia, el sindicato de trabajadores del comercio Handels ha publicado un informe titulado Trabajo hombre-máquina. En él se destaca la importancia de que los trabajadores participen en las decisiones sobre el uso de las nuevas tecnologías, especialmente las basadas en algoritmos.

El informe incluye los resultados de una encuesta realizada a trabajadores de almacén. Indica que la mayoría de ellos utilizan sistemas digitales en los que algoritmos, robots y cadenas de montaje controlan y supervisan el trabajo. Cuando funciona bien, los empleados adquieren competencias para asumir tareas más cualificadas y controlar el trabajo junto con los sistemas digitales. Pero cuando funciona mal, los empleados están sometidos a una vigilancia intrusiva y tienen poco margen para la acción y el pensamiento humanos.

El problema es que no siempre se tienen en cuenta las necesidades y competencias de los empleados cuando se introducen nuevas tecnologías. Como consecuencia, el entorno laboral se resiente en lugar de beneficiar tanto a los empleados como a la empresa. Sólo el 17% de los empleados reciben formación periódica en el lugar de trabajo, mientras que ocho de cada diez desean desarrollarse para realizar nuevas tareas.

"Al igual que queremos negociar sobre otras condiciones que afectan al entorno laboral, queremos negociar sobre algoritmos y sistemas de alta tecnología en el lugar de trabajo", escribe Linda Palmetzhofer, Presidenta de Handels, en un artículo de opinión del que es coautora la investigadora del informe.

El informe Handels propone varias medidas para garantizar que el desarrollo tecnológico en el lugar de trabajo beneficie a los empleados. En primer lugar, el informe sugiere negociar los algoritmos, dando a los empleados influencia sobre cómo se introducen y utilizan los sistemas controlados por algoritmos. En segundo lugar, se deben aprovechar los conocimientos y la experiencia de los trabajadores cuando se introduzcan nuevos sistemas. Por último, los empleados deben recibir formación sobre el uso de las nuevas tecnologías en el lugar de trabajo.

"Las nuevas tecnologías pueden hacer que el trabajo sea mejor y más estimulante. Pero los empleados deben participar en su desarrollo y en su utilización", afirma Linda Palmetzhofer.

En conclusión, el informe de Handels "Human-machine work" ofrece una visión de cómo los empleados pueden beneficiarse del desarrollo tecnológico en el lugar de trabajo. La negociación de algoritmos, el aprovechamiento de los conocimientos y la experiencia de los empleados y el desarrollo de sus capacidades son pasos cruciales para mejorar el entorno laboral.

Más información:

Noticias

Informes

Comercio