Dieser Artikel ist derzeit in der von Ihnen gewählten Sprache nicht verfügbar. Um zu dieser Sprache zurückzukehren, klicken Sie hier.

Trabajadores de Fresenius en Colombia se sienten ignorados por gigante alemán

10.04.20

Trabajadores de Fresenius en Colombia se sienten ignorados por gigante alemán

El pasado 3 de abril, el sindicato SINTRASASS en Colombia se puso en contacto con la Clínica del Prado, parte de la multinacional alemana Fresenius, solicitando una reunión, presencial o virtual, debido a las preocupaciones en cuanto a la salud, seguridad y el riesgo que están asumiendo todos los trabajadores y trabajadoras en medio de esta emergencia sanitaria. 

Las y los trabajadores de la clínica siguen expuestos a condiciones laborales que no cumplen con las normativas establecidas y los protocolos del Ministerio, ya que continúan llevando sus uniformes a sus casas para lavarlos allí, poniéndose en riesgo ellos y sus familias. Si bien han hablado con coordinadores de área para solicitar pijamas, la clínica les ha dicho que no cuenta con recursos ni pijamas para todo el personal.

Aunque la empresa dice que ha implementado todas las medidas necesarias, varios trabajadores manifestaron a la UNI que todavía no cuentan con las mascarillas n95. “Todo paciente puede estar potencialmente infectado hasta no comprobar lo contrario, por ende, se debe manejar con elementos de protección de alta eficiencia,” manifestó una enfermera de la Clínica del Prado.

Una trabajadora de la Clínica del Prado expresó: “Lo que más nos está preocupando a todos los compañeros y compañeras es el uso de uniforme porque nos toca llevarnos doble contaminación para nuestra casa. Los trabajadores han hablado con sus coordinadores para que los dejen utilizar los pijamas de la clínica, pero les han dado una respuesta negativa de que la clínica no cuenta con pijamas para todo el personal, lo que descompensa la parte emocional de los trabajadores porque nuestras familias también están corriendo un riesgo grandísimo”. 

Y agregó: “También manifiestan por qué nos las reunen para explicar de a dos o tres personas por área y explican los protocolos y escuchan las preocupaciones y necesidades de la gente”.

A pesar de toda esta realidad que día a día se vive en la clínica, y que lejos está de solucionar ni plantear un ambiente laboral seguro para todas y todos los trabajadores, la Clínica del Prado dió una respuesta negativa a la petición de reunirse con el sindicato: “[la clínica] ha tomado todas las medidas, de acuerdo a los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud, el Ministerio de Trabajo y demás entes departamentales y municipales, teniendo en cuenta las fases de una epidemia en el país, para el cuidado y la protección de la salud física y mental de cada uno de nuestros trabajadores”. La misiva concluye: “por lo anterior, no es necesario realizar reunión presencial o virtual para discutir los temas planteados en el oficio recibido”.

Si bien el sindicato propuso una reunión para que las y los trabajadores puedan expresar esas preocupaciones, además de proponer algunas acciones, como la creación de un comité entre las directivas de la clínica y tres trabajadores afiliados al sindicato, para hacer seguimiento a las medidas de seguridad, la Clínica del Prado ha optado por no escucharlos y actuar desde la irresponsabilidad empresarial, poniendo en riesgo a los trabajadores y los pacientes, ignorando que todo error y falta de seguimiento de los protocolos puede ser mortal.

La situación en esta clínica no escapa a la realidad de otras clínicas de Fresenius, como en el caso de Clínica Las Vegas y Clínica Medellín, en donde tampoco se están implementando los protocolos del Ministerio ni se están utilizando los equipos de protección personal, como muestra el informe realizado por la Escuela Nacional Sindical, que puede ver aquí.

Care

UNI Americas